¿Qué es la Ingeniería Industrial?

La profesión que conocemos como Ingeniería Civil Industrial se enseña en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso desde hace más de 50 años. Sin embargo, como rama de estudio y aplicación dentro de la ingeniería a nivel global, vino a responder a necesidades derivadas de la industrialización de los procesos, incluso desde la creación de las primeras máquinas rudimentarias. Aunque para ese entonces no era una profesión, sino apenas un conjunto incipiente de preceptos.  

Entonces, una vez que las máquinas permitieron masificar y automatizar los procesos productivos, modificando la participación humana en ellos, los preceptos de la ingeniería industrial (con ésta u otra denominación) sirvieron para establecer sistemas de control administrativo que permitieran regularizar la producción y el trabajo de los empleados en las fábricas.

La carrera

Es así que podemos entender su origen y acercarnos a lo que es su concepto más definitivo y actual: La Ingeniería Civil Industrial es una profesión que se ocupa del análisis, interpretación, comprensión, diseño, programación y control de sistemas productivos y de servicios, a través del uso de herramientas interdisciplinarias que integran distintas técnicas y tecnologías.

Tiene por objetivo gestionar, implementar y establecer estrategias de optimización para lograr un mejor rendimiento de los procesos, consiguiendo que la producción de bienes y servicios sea eficiente y segura.

Para llevar esto adelante, la Ingeniería Civil Industrial tiene en cuenta todos los recursos que se vinculan con la producción: las personas, el conocimiento, la información, la energía, los materiales, los equipos y los recursos financieros.

Además, especialmente hoy en día, consideran al entorno y a las normativas medioambientales, en su finalidad de generar bienes y servicios de alta calidad y que resguardan la sustentabilidad del planeta.

En resumen, la Ingeniería Civil Industrial es una carrera que se caracteriza por utilizar un enfoque sistémico para entender la complejidad propia de las situaciones y problemas que afectan a la sociedad, y proponer soluciones que integren virtuosamente los aspectos tecnológicos, productivos, económicos y humanos. 

Y es gracias al enfoque sistémico que mencionamos, el cual promueve una visión global y completa de las situaciones, que se percibe comúnmente a estos ingenieros como puentes fundamentales entre quienes ejercen las funciones más técnicas y especializadas dentro de las organizaciones, y quienes están a cargo de su administración.

Por otro lado, el ámbito de aplicación de esta carrera es tan amplio que le confiere una gran versatilidad.  Sus titulados abordan indistintamente desde el sector manufacturero hasta el bancario, pudiendo desempeñar sus funciones incluso en poderes del Estado. Si quieres conocer más sobre esta profesión y su campo laboral, dale un vistazo a este artículo.

Categorías: